lunes, 22 de febrero de 2016

Engañados por el “Neuro” en Neuromarketing


La semana pasada, nos fue asignada la tarea de investigar acerca de tres tendencias del marketing. Como cualquier otro estudiante, “googlie” la frase “tendencias del marketing”, esperando obtener una fuente sencilla y concreta. Tras hacer click en una de las páginas que me apareció, me llamó la atención el título de uno de los artículos mostrado en el lado derecho del sitio web. Ya sabes, de esos que todos ven, pero a nadie parece interesarlo lo suficiente como para hacer click. El título decía: “Neuromarketing, la nueva tendencia”. Me gusta pensar que la razón por la cual llamó tanto mi atención fue por la palabra “NEURO” en “Neuromarketing”. La verdad es que mi sueño frustrado era y seguirá siendo haber estudiado psicología, pero resulta que no era una carrera muy grata en cuanto a trabajo y desgaste emocional.
Volviendo al tema, decidí incluir el “neuromarketing” en mi tarea de las tendencias y en la siguiente clase decidí mencionarlo. Me pareció muy interesante como ciertos mercadólogos buscan la obtención de clientes, compras o atención a través de la psicología del ser humano. Dicho esto, comencé a buscar un poco de información en el tema. Encontré un artículo que decía “5 ejemplos del neuromarketing que forman parte de nuestra vida cotidiana”. Antes de hacer click en el link, traté de pensar en alguna u otra técnica del neuromarketing del cual he estado conciente. Lo único que se me ocurrió fue el famosísimo olor de la tienda Abercrombie & Fitch. Se puede oler esta loción desde metros de distancia y te llama, literalmente, a que entres a la tienda.
Abrí el artículo y leí acerca de los ejemplos. El primer ejemplo que se mostraba era el carrito del supermercado. Menciona como nosotros creemos que su propósito es ayudarnos a movernos de un lado a otro con mayor facilidad, pero en realidad, su objetivo es mostrar lo poco que has comprado e incitar la compra de más productos. El segundo ejemplo era el olfato (¡Ajá!) Entonces recordé que mi mamá había mencionado que al momento de vender una cada, los vendedores tienden a hornear pie de manzana, pues refleja un olor “cálido” y casero, al cual se sienten, de alguna manera, atraídos los clientes o compradores.
El tercer ejemplo fue la localización. Leí que había empresas que pagan millones para que su producto, este al nivel de la vista de los clientes. Y en efecto, tendemos a fijarnos en los productos que están cómodamente situados al alcance de nuestra vista. Otro ejemplo fue el precio. Me pareció muy interesante porque recordé que en Estados Unidos, muchos precios terminan en .99 en lugar de redondearlo por 1. Y mientras leía capte que el cerebro identifica esto como un precio relativamente más bajo.
Por último, el ejemplo era el sentido auditivo y ahí fue cuando me di cuenta que es muy rara la ocasión en la cual entras a una tienda y no cuentan con música de fondo. Puede, inclusive, llegar a ser incómodo. Obviamente, la música varía de lugar en lugar. No van a poner la misma música o el mismo ritmo en H-E-B que en una tienda de ropa para adolescentes.
Lo que quiero decir con todo esto es, ¿cuántas veces habremos sido engañados o “hipnotizados” por alguna técnica del Neuromarketing sin habernos dado cuenta? ¿Tú qué opinas acerca del Neuromarketing?




Si te gustaría leer alguno de los dos artículos, te los adjunto enseguida:

Franco, R. (2009). Neuromarketing, la Nueva Tendencia. Retrieved January 22, 2016, from http://gestion.com.do/index.php/abril-2009/219-neuromarketing-la-nueva-tendencia



Mesa Editora Merca 2.0 (2015, June 14). 5 ejemplos de neuromarketing que forman parte de nuestra vida cotidiana. Retrieved January 22, 2016, from http://www.merca20.com/5-ejemplos-de-neuromarketing-que-forman-parte-de-nuestra-vida-cotidiana/

2 comentarios:

  1. Estudios recientes establecen que en campañas políticas, resultan mas efectivas estrategias basadas en el Neuromarketing que en los famosos "focus-group", al parecer el neuromarketing será implementado en futuras campañas electorales, la pregunta será entonces ¿Dará el tiempo de una campaña en México para una estrategia de este tipo?

    ResponderEliminar
  2. Siempre ha existido estrategias de venta y para captar la atención y la mejor venta. En arquitectura implican los diseños y colores por ejemplo en los restaurantes , colores vivos y fuertes que inciten el apetito y aunque entres sin él te dé en el tiempo de estar en el restaurante y terminas comiendo lo que no querías ! En los hospitales el uso de colores claros verdes y azules pasteles son para crear el ambiente sereno y de paz , tanto para los enfermos como para los familiares !
    En fin es un tema mega amplio !
    Felicidades por tu artículo !

    ResponderEliminar